UTKATASANA – postura de la silla

Literalmente; fuerza, fuerte, poderoso.

Nada más levantarse por la mañana, con solo habernos humedecido los labios con agua, podemos empezar nuestra práctica. En silencio, sin nada más que tú y tu matt. Comienza en la parte de atrás de la esterilla, mírate dentro y respira. Con los pies juntos y los dedos gordos tocándose, empieza a estirar tu cuerpo. Siéntelo respirando por la nariz con la boca cerrada. TADASANA.

No oigas, no huelas, no mires, solo estás tu.

Levanta los brazos cuando inspires, alarga tu cuerpo y estira tu espalda, dobla un poco las rodillas y comienza en UTKATASANA o la postura de la silla.

– Levanta los brazos rectos y estirados hasta que estén totalmente en vertical. Las manos tienen que estar en línea con los hombros, paralelos y con las manos para dentro, o tocándose las palmas, pero siempre con los dedos apuntando hacia el cielo.

– Ve expulsando el aire de los pulmones mientras doblas las rodillas y bajas el cuerpo. Procura que las rodillas no estén más adelantadas que los dedos de los pies.

– Baja el cuerpo manteniendo la espalda recta y los brazos alineados con la espalda. Echa los hombros hacia atrás.

Conecta y mantén la postura de 15 a 30 segundos.

Realiza esta postura un par de veces si es tu primera vez para ir acomodándote en ella.

Fortalecerás tu espalda y mejorarás la postura. Ganarás fuerza en las piernas y te sentirás fuerte y poderos@.

Namasté.

Deja una respuesta

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: