INFUSIONES RECONSTITUYENTES

No lo podemos negar, estamos atravesando quizá unos de los peores momentos de la última década, lejos de guerras y hambrunas de antaño, la sociedad capitalista y occidental como la hemos conocido hasta ahora empieza a tambalearse.

La mayoría de las cosas que eran importantes hace un año, probablemente hayan cambiado hoy y con ellas nuestras prioridades.

Quizá sea nuestra oportunidad para comenzar de nuevo y podamos construir una sociedad mas justa y equilibrada de la que conocíamos hasta ahora.

Disfrutar de nuestra casa y de nosotros mismos por mas tiempo seguramente nos haya conectado con la calma y la tranquilidad que no recordábamos. El tiempo. Quizá una de las pocas cosas buenas y el regalo que nos deje esta pandemia, sea el tiempo.

Y para disfrutarlo mejor y alejarnos de las farmacias y sus grandes monopolios todo lo que podamos, os sugerimos unas ricas y reconstituyentes infusiones para encarar el frío invierno llenos de energía y supervitaminados.

INFUSIÓN DE JENGIBRE, JUJUBE Y LIMÓN

Puede que sea la infusión de invierno por excelencia. Puedes empezar a tomarla desde septiembre u octubre y dejar que te acompañe hasta que acabe el frío.

Está elaborada con jujube, un dátil de origen asiático que podemos encontrarlo fresco o seco en tiendas de alimentación oriental. Suele haberlo rojo u negro ahumado. Éste dátil tiene 25 veces mas vitamina C que la naranja y es usado desde tiempos ancestrales en la cultura china y coreana como remedio para resfriados y protección para el invierno.

Jujube

Recomiendo elaborar una botella, dejarla en la nevera e ir calentándonos infusiones a lo largo del día.

En un cazo añadimos el agua, lo suyo sería comenzar con el doble de lo que deseemos finalmente. Añadimos 1 dedo gordo de jengibre limpio, con piel y aplastado y 3 dátiles de jujube por cada medio litro de agua y lo dejamos reducir a la mitad. Entonces por taza un par de rodajas de limón en el momento de tomar junto a una cucharadita de miel o sirope de agave si nos gusta mas dulce.

Notarás que a la mañana siguiente eliminarás mas mucosidades pero te encontrarás increíblemente mejor.

GOLDEN MILK

En un cazo tuesta levemente 3 cucharadas de cúrcurma, 3 semillas de anís, 4 vainas de cardamomo aplastadas, 3 cm de jengibre pelado y aplastado, 3 clavos de olor y 4 granos de pimienta de jamaica u otra pimienta negra. Una vez las especias hayan desprendido su aroma, retira del fuego y añade media taza de aceite de coco.

Puedes guardar esta pasta en el frigorífico por al menos 10 días, pero ya te aviso que no durará tanto.

Una de mis bebidas favoritas para el invierno. Puedes preparar una pasta base e ir tirando de ella mezclándola con leche vegetal y un chorrito de sirope de agave.

Tómatelo calentito y alucina con sus beneficios.

En Honesto Madrid preparamos un aromático bizcocho con esta base, para que puedas disfrutar de todo su sabor y beneficios a mordiscos.

Deja una respuesta

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: